Lavadoras Industriales vs Lavadoras Domésticas

En la actualidad, la fusión entre el alto desarrollo tecnológico y la tradición del lavado eficaz de prendas ha desarrollado a la industria del lavado de prendas. Tanto las lavadoras industriales como las domésticas han sido beneficiadas en el mejoramiento radical de los procesos de limpieza en los productos textiles. Sin embargo hay algunas diferencias entre ambos ciclos que vale la pena mencionar.

Una de las principales diferencias radica en la capacidad de lavado. La lavadora doméstica ronda entre los 10 y 14 kilos, lo cual suele ser una capacidad adecuada si tomamos en cuenta las necesidades existentes en hogares convencionales. Sin embargo, las lavadoras industriales pueden llegar a tener un alcance de hasta 100 kilos, debido a la necesidad de llevar a cabo lavados de prendas de forma masiva. Pero no es la única diferencia.

Además de esto, otra diferencia tiene que ver con los detergentes empleados. Estos detergentes contribuyen a obtener una mejor limpieza de la ropa debido a la alta calidad de su composición focalizado en eliminar las manchas y micropartículas que se buscan erradicar, usando a la vez menos cantidad de jabón, lo que finalmente repercute en una disminución del gasto económico.

Otra más diferencia, consecuente a la anterior, puede ser atribuida a la eficiencia y ahorro del lavado. Mientras las lavadoras domésticas llevan a cabo funciones más genéricas, las lavadoras industriales cuentan con componentes específicos para realizar labores precisas, esto se traduce en un incremento sustancial de la efectividad en la limpieza final, así como una reducción de las cantidades de detergente, agua con jabón y energía eléctrica utilizadas durante el ciclo de lavado. Ésto último tiene una repercusión bastante positiva en el cuidado del medio ambiente.

Analizando componente por componente podemos seguir encontrando una gran cantidad de diferencias entre el lavado industrial y el lavado doméstico, pero podemos concluir que el resultado de un lavado industrial, llevado a cabo por una empresa de calidad, será siempre más completo que el obtenido de un ciclo de lavado doméstico. Mientras que la tecnología se ha enfocado en hacer más prácticos los lavados domésticos, en el caso del lavado industrial se ha enfocado en la eficiencia y perfeccionamiento del lavado.