Manteniendo el Color y la Calidad de tus Prendas a su Máximo Nivel.

Es bien sabido que el aspecto personal y presentación de una persona es un elemento clave en los negocios. Generalmente puede ser observada en vendedores, consultores, e incluso abogados, que tratan de lucir impecables para externar una imagen mucha más higiénica, confiable y profesional. Si esta idea es retomada por una empresa en general, se creará un ambiente de limpieza lo cual tendrá una repercusión positiva en la imagen corporativa de la misma.

En muchas empresas el aspecto personal de los empleados depende del buen aspecto de sus uniformes por lo cual es muy importante mantener la misma o mayor limpieza, y buena presentación personal que aquellas que no usan. Una buena manera de identificar un adecuado aspecto personal es mediante la limpieza del uniforme en sí, y el mantenimiento de un color vivo en las prendas.

La importancia de la limpieza del uniforme no necesita explicarse demasiado, pero el color vivo sí es determinante en mostrar una imagen corporativa sólida y de calidad. Los empleados, al obtener uniformes previamente diseñados necesitan tener una calidad elevada en cuanto a la tela empleada porque ésta, al ser utilizada en varias ocasiones, pasará por recurrentes procesos de lavado que pueden deteriorar antes de tiempo el color y textura de las prendas, si no se hacen adecuadamente, haciéndolas lucir mal ante los ojos de terceros.

Para cuidar los colores te recomendamos que, antes de lavar las prendas las ordenes por color y peso, es decir selecciona las prendas oscuras con las oscuras y las claras con las claras, sin perder de vista la cantidad de ropa que se está dispuesto a lavar; además es recomendable utilizar agua fría para el proceso, ya que es menos agresiva con el color, lo cual aplica de la misma manera con el uso de la secadora doméstica. Adicionalmente, es importante utilizar detergentes especializados, que quizás puedan salir un poco menos asequibles que los convencionales, pero te garantizarán un mejor cuidado de tus textiles.

Si el cuidado de tus uniformes depende de lavados domésticos, los consejos anteriores serán muy útiles. Pero si el cuidado de tus uniformes necesita de cuidados más específicos para perdurar no sólo el color, sino también otros componentes de la tela de tus uniformes, caso frecuente en la industria aeronáutica, farmacéutica o alimentaria, es importante acudir con empresas expertas en el lavado industrial en cuartos limpios. Estas últimas no sólo se esmerarán en preservar el color de las prendas sino también en cuidar la calidad de la misma debido a la utilización de un proceso de lavado específico que repercutirá en la extensión de vida de tus uniformes, sin alterar sus componentes más importantes.